Twitter, Militancia y Carne

April 27, 2011

Esto de escribir una entrada hablando de cosas de twitter me encanta, porque me siento como muy redactor de Informativos Telecinco o similar, claro que no voy a hablar de Trending Topics ni nada similar, pero bueno, algo es algo.

Resulta que el otro día nada más llegar al trabajo publiqué algún saludo en twitter, al que, entre otros, contestó un chaval con el que no suelo interactuar mucho, pero inmediatamente me di cuenta de que había cambiado su avatar y, fijándome un poco, me di cuenta de que salía mono. Como no cuesta nada ser agradable, pues se lo dije, y el chaval se quedó encantado. Yo no me acordaba, pero parece ser que también tenía a este chico en Facebook y, a los dos o tres días, me envió un mensajito en plan: “hola qué tal, cuéntame algo sobre ti”, no en esos términos, pero casi, al que yo contesté con lo de siempre; “pues vivo en Madrid, me dedico a tal, etc….” Su respuesta se hizo esperar un día, y fue en estos términos: “perdona que haya tardado tanto en contestarte, pero ayer fue un duro día de militancia, soy vegano y estuve aquí, mira” y me planta un link a un álbum de FB en el que sale él rollo PETA, protestando por no sé qué de unos visones a los que por lo visto gasean en no sé dónde, me imagino que para hacer abrigos.

Ahora es cuando empieza la parte políticamente incorrecta de la entrada:

Hola, soy ElChicoDelFlequillo y, no solamente me encanta la carne, sino que además me gustan los toros.

(Ahora todos debéis decir: “Hola ChicoDelFlequillo”)

La verdad es que es todo muy tremendo. Por si no fuera complicado encontrar un alma que llevarse a la boca en los tiempos que corren, encima también hay que sumarle cuestiones idelógicas y de conciencia social. Obviamente no contesté al mensaje, tú me dirás qué plan si quedamos para cenar o algo y termino comiendo tofu o algo similar. No te creas que no me lo pensé, porque oye, a lo mejor no le importa que yo me zampe un chuletón mientras él le da a la ensalada, pero algo me dice que a los veganos no les gusta mucho ver a gente comiendo carne delante de ellos, debe ser como si a mi me pones delante a un señor comiendo carne humana, no? Aparte de todo esto, que no me parece poco (cómo se hace la compra cuando uno de los dos es vegano?), hay otra cuestión que también me tiró para atrás, y es que, qué quieres que te diga, el rollo militancia me deserotiza del todo.

Después de pensarlo un poco, decidí correr un tupido velo y seguir con mis temas y mis cosas, pero la verdad es que me alegré de darme cuenta de algo. Yo pensaba que era un ser omnímodo, pero se conoce que no, que solamente soy carnívoro.

Advertisements

Friday!

April 15, 2011

Hoy no tengo el horno para muchos bollos, cosas de la resaca de los viernes consecuencia del jueves y su after work, así que me voy a permitir el lujo de atizarles un vídeo, espero que sepan perdonarme. Ya la semana que viene les cuento lo de ayer, que estuvo muy divertido, y otras muchas cosas que tengo en la cabeza. Háganme el favor de tener un fin de semana fastuoso de verdad.

14 de Abril

April 14, 2011

Para hablar de la República en España, como para hablar de casi todo, se pueden elegir múltiples enfoques. Yo no tengo ninguna gana de hablar del pasado, no me parece que hoy sea el día para discutir acerca de las bondades o maldades de la II República, sino para plantear la necesidad de una tercera.

En el argumentario de los no-republicanos (me niego a llamarles monárquicos, la mayor parte de ellos en este país le tiene bastante menos respeto que yo a la corona), se repite casi obsesivamente aquello de que la forma del estado no es una prioridad, que la monarquía no molesta, and so on… pues bien, no estoy de acuerdo en absoluto. Imagínate que un buen día, en tu casa, alguien hubiera retirado toda la comida que te gusta, dejando en su lugar las cosas más repugnantes (comestibles, eso sí) que puedas imaginar. Tu comida, la que te gusta, no se la habrían llevado a ninguna parte, estaría allí, pero de alguna manera estaría también fuera de tu alcance. Seguramente te quejarías, exigirías que te devolvieran tu comida y que te dejaran comer lo que te de la gana como más te apetezca. Alguien podría decirte que qué más te da, si tienes comida, puedes alimentarte y seguir viviendo, y que hagas el favor de preocuparte de cosas más acuciantes, como la evolución del sumario de Caso Karlos o el futuro cercano del Real Madrid.

El símil quizá resulte prosaico, pero me parece que es ilustrativo.

Yo tengo un defecto: Confío en mi país. Me parece que somos lo suficientemente maduros como estado como para poder afrontar tranquilamente la evolución hacia un sistema más democrático y, por lo tanto, más digno. No me gustan los paternalismos del estado, no me creo la figura del rey como pacificador, aglutinador o lo que quiera llamarse, y sobre todo, creo profundamente que alguien a quien hayamos elegido entre todos, puede realizar ese papel con la misma eficacia, y con mayor dignidad.

Para mi esa es la clave. Un estado democrático es un estado digno, y a estas alturas de la película, encuentro absolutamente necesario y prioritario que cualquier país, en este caso el nuestro luchen con todas sus fuerzas para conseguir su plena dignidad. España debe ser republicana.

Buenas Noticias

April 13, 2011

Aunque llevo unos meses en los que mi proverbial optimismo anda un poco de capa caída, me imagino que es una cuestión de meros ciclos, desde hace un par de semanas, las buenas noticias han empezado a aparecer a mi alrededor, como aves precursoras de la primavera, que diría la Montiel.

A principios de este mes, una buena amiga aprobó el primer examen de una oposición dificilísima. Efectivamente, es sólo el primer examen, pero este aprobado le llega después de muchísimo esfuerzo, y es como un balón de oxígeno que le ayuda a seguir adelante y que a los que estamos a su alrededor nos pone muy contentos, anda que no.

En otro orden de cosas, entre ayer y hoy, dos personas muy cercanas a mi me han dado la noticia de sendos embarazos. Os podéis imaginar que esto es un notición y lo demás son tonterías, aunque si una de ellas es una compañera de trabajo y su embarazo significa (todavía) más trabajo de aquí a unos meses, pero mira, poniéndome en modo Escarlata O´Hara, ya lo pensaré mañana.

Esto no es todo: amigos que empiezan relaciones bonitas, otros que ven materializarse proyectos en los que han trabajado mucho, reencuentros con amigos a los que igual hacía años que no veía… Obviamente en los últimos meses también ha habido noticias de las otras, incluso muchas, pero qué quieres que te diga… será que Madrid está bonito en primavera. Será que esta mañana en mi iPod han sonado las canciones adecuadas o a lo mejor simplemente es que es miércoles, estoy vivo, y el mundo es un buen lugar en el que estar, pero la cosa es que hoy sólo me apetece fijarme en las cosas agradables.

Sexo En Madrid

April 12, 2011

Podría haber llamado esta entrada de muchas otras maneras, pero mira, si hay algo de lo que sí me acuerdo de mi anterior etapa de bloggero, es de que introducir este tipo de palabras (no hablo de Madrid) en los títulos de las entradas da mucho tráfico, y qué quieres que te diga, será una bobada, pero hace ilusión ver cómo sube la barra de las estadísticas, las cosas como son.

Ayer llegué a casa después de uno de esos lunes que parece que no se van a acabar nunca y, después de quitarme el traje, me senté a ver un poco la tele. Hay ahora un canal nuevo que se llama Divinity (vaya tela de nombre, ¿qué no?, es que te da hasta vergüenza decirlo: “pon divinity, anda, a ver qué están poniendo ahora”), y al que mi amiga Karina Montajista y un servidor hemos bautizado como Bridget TV. El motivo de ese nombre, es que si te fijas en lo que programan, está claro que su target es el mismo perfil que el de la celebérrima inglesa, la sin par Bridget Jones, esto es, treintañera, soltera, enamorada del amor, y luego toda esa parte de profesional, independiente… zzz…zzz…zzz… Vamos, que el target de esa cadena soy yo, pero con tetas.

La cosa es que estaban poniendo capítulos viejos de Sexo en Nueva York y claro, no pude evitar tragarme un par de ellos. Esa serie, imagino que como todo el mundo, yo la seguí con auténtica pasión en su momento. Me parecía lo más ese rollo de treintañera ideal, independiente, libre, tooodo el día hablando de sexo y estando con tíos y tal, y cual. Lo malo es cuando de repente llegas tú a las treintena, eres fabuloso, independiente, libre y todo lo demás y te das cuenta de que mola, pero tampoco tanto. Además, acordaos de que en Sexo en Nueva York, después de pontificar durante seis años acerca de las bondades de la soltería y la independencia, acaban todas más pilladas que cualquier señora mayor de vuestro pueblo. Vamos, en pocas palabras, que ver ahora un capítulo de Sexo en Nueva York es quedarte con cara de “sí, sí, bonita, lo que tú digas, pero si quieres te cuento yo mi último fin de semana en Madrid y verás cómo no es tan estupendo” o también “sí, sí, bonita, lo que tú digas, pero al final TE CASAS.

Total, que yo ahora prefiero ver Gossip Girl, porque mira, en primer lugar, esos años empiezan a quedarme lejos y, en segundo lugar, yo no sé vosotros, pero yo al instituto no iba en limusina, ni en primero de la carrera poseía un hotel ni nada similar, y puesto a distraerme, casi que prefiero ficción total que medias verdades.

Y para no perder la costumbre, aquí os dejo con otro bonito vídeo. Hacedme el favor de tener un martes estupendo.

La Nada Cotidiana

April 11, 2011

Había olvidado lo difícil que es saber de qué hablar cada día. Durante mi primera etapa como bloggero, tal vez porque tenía más práctica, las entradas me salían solas y nunca tuve miedo a la página o al procesador de textos en blanco. Igual tienen razón los que piensan que cuando no se sabe qué decir, es mejor quedarse callado, pero hay algo que me dice que lo suyo es escribir y escribir. Escribir hasta que las ideas aparezcan y tomen forma de palabras, o por lo menos hasta recuperar la práctica de ordenarme y ser capaz de convertirme en texto.

Espero que sean capaces de perdonar este pequeño ejercicio de nihilismo, prometo devorar libros, revistas y programas de la tele hasta ser capaz de encontrar algo de qué hablar. De momento y hasta entonces, les dejo con este vídeo. Feliz semana para todos y todas.

De Repente, El Último Ocho y Medio

April 8, 2011

Es verdad que nada es para siempre, que las ciencias adelantan que es una barbaridad y que la juventud es un divino tesoro. Uno puede irse de Madrid, volver a Madrid, encontrar un novio y que después te deje o, incluso, encontrar otro distinto para después dejarlo tú, pero hay (o había) algunos lugares que le dan cohesión a todo eso. Hacen que aunque hayan pasado una barbaridad de años, siga vivo en algún lugar aquel chaval de 18 años que hace mucho tiempo se vino a vivir a la Corte, que se dedicaba a dar envidia a los demás, sin tener que trabajar, a usar palabras complicadas, a ser (casi) todo fachada.

Para mi, uno de esos espacios era el Ocho y Medio, que mañana cerrará sus puertas para siempre. No me he cansado de decir que este cierre significa, oficialmente, el final de mi juventud. A falta de una hipoteca que me recuerde cada mes lo que es madurar, o de unos hijos que me hagan viejo con cada año que cumplen, no me queda otra cosa para marcar espacios en el tiempo que las referencias pop, que por otro lado son absoluto referente para mi en todo lo que hago.

Aun no sé dónde iré a bailar a partir del fin de semana que viene. Tampoco tengo ni la menor idea de dónde podré conocer a universitarios indies que llevarme a la boca, ni dónde me encontraré por casualidad con esos amigos con los que nunca quedo pero que invariablemente aparecen en mis fines de semana. Lo que sí sé, es que este sábado bailaré por última vez al ritmo de lo de algunos de mis grupos favoritos, y lo haré con la sensación de estar apurando el último trago de la penúltima fiesta más emocionante de todas.

watch?v=tFSZkeqHcRg